La hoja oculta es una de las aplicaciones más usadas recientemente. Descubre aquí sus prestaciones, ventajas e inconvenientes.

 

Actualmente, el mundo de la carpintería de aluminio nos ofrece muchas alternativas para diseñar un espacio. Todo tipo de colores, formas y prestaciones. En este caso, vamos a hablar del sistema de hoja oculta, ya que cada vez nos encontramos más encargos de este tipo.

La hoja oculta es una posibilidad que tiene la ventana de que, exteriormente, solo se vea el marco y el vidrio. Por lo tanto, lo que hacemos con este método es tapar la hoja a través del marco fijo. De esta forma, la ventana se ve igual abierta que cerrada, ya que lo que vemos desde fuera es el marco. Estos sistemas pueden aplicarse tanto en practicables como correderas. En estas últimas, una de las virtudes es que la hoja puede quedar oculta en el tabique y, así mismo, dejar toda la superficie libre para el paso.

 

Ventajas de la hoja oculta

La hoja oculta se usa, principalmente, cuando la prioridad es la luminosidad del espacio. La luz aumenta porque la superficie acristalada puede incrementar hasta un 20%. En consecuencia, nos quedan unas ventanas más nítidas, minimalistas y con unos marcos más finos que pasan prácticamente desapercibidos.

Pero, ¿Cuándo es recomendable usar este método? Bien, realmente esta es una decisión que va a gusto del consumidor. La hoja oculta puede aplicarse en todo tipo de superficies, pero hay algunas opciones donde es más recomendable que otras.

En primer lugar, cuando se trata de una ventana de pequeñas proporciones sería más aconsejable aplicar este sistema, ya que aprovecharíamos más la superficie acristalada y, en consecuencia, tendríamos más luz.

En los proyectos más estéticos y donde el minimalismo es una de las bases, también se suele utilizar esta fórmula. Los marcos de las ventanas son más sutiles y destaca la superficie acristalada, que queda súper integrada con el entorno. La ventana tendrá el mismo aspecto desde dentro que desde fuera y no sabremos si se trata de un fijo o practicable. Eso nos dará siempre más seguridad, ya que si algún ladrón quiere entrar no sabrá a qué se enfrenta.

Además, con la hoja oculta las prestaciones térmicas y acústicas no varían, así que no tendremos que preocuparnos por esto.

Como punto negativo, con la hoja oculta no podrás colocar doble manilla (interior/exterior) y el precio de esta aplicación siempre sube un poco más

Hojas ocultas del mercado

Hoy en día, prácticamente todas las marcas de aluminio tienen como opción la hoja oculta. Nosotros, por ejemplo, hemos trabajado mucho con la Cor 60 HO de Cortizo, una practicable y oscilobatiente excelente. También podemos recomendar el sistema 38 Drain de Otiima o Unicity HI de Technal

Como resultado, la hoja oculta es una gran opción, pues con ella añadirás luminosidad y minimalismo a tu espacio. Si tu proyecto y presupuesto se adaptan bien, nosotros te recomendamos usar este sistema.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *